Así ha procesionado el Amarrao a lo largo de su historia: todos los detalles históricos de sus tronos

José Manuel CORDOBÉS DELGADO
Publicado en la Revista de Los Blancos 2022
Fotos: MARIO GARCÍA VARGAS, RAGARA, MARÍA GJ
y Archivo Histórico de Los Blancos

Quiero mostraros a través de este artículo las diferentes andas en las que ha procesionado el Señor Amarrado a la Columna a lo largo de la historia de los Blancos: desde aquellas añejas y pequeñas andas con horquillas, hasta el imponente trono neobarroco actual, el más grande que procesiona en Setenil actualmente.

Ragara 2017 Salida del Amarrao en el arco de la Villa. Costaleros
Ragara. 2017. Salida del Amarrao en el arco de la Villa. Costaleros

Lo primero que hay que comentar es que la imagen del Señor Amarrado fue realizado en Málaga en 1803 por un escultor cuyo nombre desconocemos, con un coste de 3.120 reales. Por tanto intuimos que sería a partir de esta fecha cuando se incorporaría esta imagen a los desfiles procesionales de los Blancos en la Semana Santa de Setenil.

En el cabildo de la Hermandad celebrado el 20 de abril de 1851, se menciona que se emplean seis reales de vellón en darle barniz de color verde a las andas del Señor Amarrado a la Columna, que son nuevas; dato que nos confirma que llevaría poco tiempo procesionando, como ya suponíamos.

En el inventario que posee la Hermandad fechado en abril de 1906, se vuelven a nombrar unas andas del Señor Amarrado, que son las ya antes mencionadas. El inventario nos informa que se guardaban en la iglesia parroquial junto a otros muchos enseres de la hermandad.

En los destrozos del verano de 1936 se destruyen todas las andas procesionales, conservadas en la sacristía del templo, entre ellas la del Amarrado. Aunque no hay documentación que nos aclare cómo eran estas andas, supongo que sería alguna especie de peana a modo carrete, a la que le serían adosadas unos brazos para ser llevadas por cuatro o seis personas junto a las horquillas, elemento muy característico presente durante siglos en las procesiones de Setenil.

Como decimos, tras la contienda civil se recupera poco a poco el patrimonio destruido. Debido a la precariedad de recursos, la Hermandad solo tenía dos tronos que eran iguales: en uno salían los cristos y en el otro las vírgenes. Se trataban de unas pequeñas y sencillas andas doradas con horquillas de las que afortunadamente ya tenemos fotografías, y cuya utilidad será ya por muy poco tiempo. Los “anderos” utilizaban las horquillas para apoyar los brazos del trono en los descansos de la procesión. Además de soportar el peso, servían para marcar el compás a los cargadores. Por supuesto, los “horquilleros” desaparecen cuando los tronos se hacen más grandes y precisan de patas para soportar el excesivo peso del trono que no aguanta la horquilla.

En Setenil, hasta finales de los años cincuenta aproximadamente todas las imágenes iban de esta forma. Es entonces, cuando se produce el cambio, adquiriendo las hermandades tronos con medidas más grandes tomando como modelo el estilo sevillano, cuya estética se iba poniendo de moda a nivel regional ya desde ese momento.

Tras estas andas, en la década de los cincuenta llega el primer trono de dimensiones grandes para el “Amarrao”, donde por primera vez el Señor iba acompañado de figuras (un romano y un sayón), creando un misterio, el primero y único de Setenil. A pesar de la existencia de fotografías, se desconoce de dónde proviene este trono, pudiendo incluso ser prestado por alguna localidad vecina.

Ya a principios de la década de los sesenta, se adquiere el trono icónico que durante décadas ha procesionado por las calles de Setenil cada Semana Santa. Realizado en madera de pino, y portado por cuarenta hombres, fue adquirido de segunda mano habiendo pertenecido a una Hermandad de Sevilla que se desconoce, siendo adaptado a trono en los Talleres Salesianos de la misma. Este trono decide sustituirse debido a su gran deterioro y a la funcionalidad, ya que se necesitaba otro trono para poder procesionar a los demás titulares cristíferos y así agilizar el tiempo de montaje los días previos a la procesión.

Tras numerosas y desafortunadas intervenciones, en 2015 se interviene en Alcalá del Río (Sevilla) por Jorge Anillo Rodrigo, quien le da el aspecto actual. Tras décadas con un completo aspecto dorado en su conjunto, tras la intervención, se opta por la combinación del color caoba en todo el canasto salpicado de las cartelas doradas en oro, dándole así un aspecto más sobrio como se quería. Se le realizan además los hachones nuevos, algo que convierte en único este conjunto de trono procesional. Se estrena terminado en 2017, quedando en uso para procesionar en él al Santo Cristo de la Vera-Cruz el Viernes Santo y el Señor Resucitado el Domingo de Resurrección.

Ragara 2017 Amarrao en la Plaza
Ragara. 2017. Amarrao en la Plaza

Este trono vive hitos históricos como el vivido el 25 de marzo de 2001, cuando el Cristo de la Vera-Cruz sale en disposición de Crucificado con motivo del 450 Aniversario fundacional de la Hermandad blanca de Setenil.

El nuevo y definitivo trono lo realiza el célebre tallista sevillano Antonio Ibáñez Valles. Un trono tallado en madera de cedro real de estilo neobarroco, al más puro estilo sevillano con una planta de vuelta y alzado de bombo. Entre los adornos, cuenta con cuatro capillas laterales con las imágenes de San Sebastián, Santa Teresa, la Virgen de la Encarnación y la Virgen del Carmen, realizadas en madera policromada por el escultor jiennense José Ángel Palacios en 2010.

El conjunto se completa con la iluminación de cuatro candelabros arbóreos de guardabrisas con siete puntos de luz en las esquinas y dos de tres luces en los laterales. El peso total del trono ronda aproximadamente los 1000 kilos. Una de las novedades que presenta esta obra es que al tener los varales regulables, posibilitan que durante trayectos más largos, pueda ser portado por hasta seis personas por varal. Este trono es llevado por cincuenta portadores.

El nuevo trono llega a Setenil en la tarde del Viernes de Dolores, 14 de marzo de 2008, y se estrena el Jueves Santo, 20 de marzo. Por supuesto con la imagen del Señor Amarrado a la Columna.

El dorador sevillano Manuel Calvo Carmona es quien lo dora, realizando el dorado en tres fases, comprendido entre los años 2010-2012. Para su realización, se emplea oro fino de veinticuatro quilates.

Por tanto, el Jueves Santo de 2012 se estrena completamente terminado el imponente trono, el cual ya ha vivido hitos históricos como el Via-Crucis Magno realizado el Viernes de Dolores, 22 de marzo de 2013, cuando con motivo del Año de la Fe, procesionaron juntos los tronos de Nuestro Padre Jesús y éste, con la imagen del Cristo de Vera-Cruz de nuevo a modo de crucificado.

Además de ello y como curiosidad, la Hermandad ha acordado procesionar al Cristo de la Vera-Cruz con su iconografía de cru-cificado los años terminados en 0 y 5. De hecho, este año 2022 se producirá esta esperada estampa tras no poder producirse en 2020. Además, lo harán desde su nueva Casa-Hermandad.

En conclusión a este artículo, podemos apreciar que los diferentes tronos que ha poseído el Amarrao se han ido adaptando a los gustos estéticos del momento, aumentando de tamaño para intentar hacerlos más grandes y vistosos con un objetivo cada vez más estético, acorde a los gustos del momento, proliferando sobre todo el estilo sevillano, tan de moda en estas últimas décadas en el aspecto de la Semana Santa.

A pesar de ello, la majestuosa imagen del “Amarrao” a su paso por las hermosas calles de Setenil durante décadas no ha dejado indiferente a nadie, creando una estampa icónica para los setenileños, como es la de su imagen en el trono abriendo los desfiles procesionales de Setenil, creando una verdadera fusión visual de hermosura con el otro gran atractivo de esta localidad, como es su bello palio de roca.

Así es la nueva Casa Hermandad, «un proyecto de todos y para todos»

En este video cedido generosamente por TeleAlcalá puedes conocer todos los detalles de cómo se hizo este proyecto colectivo y escuchar a todos los artífices de su ejecución. Un paseo de un abuelo blanco que le cuenta a su nieta el significado histórico de la Casa Hermandad. No te lo pierdas.

SEBASTIÁN LUQUE
Hermano Mayor de Los Blancos

Son muchos los años que en el seno de nuestra Hermandad se venía  fraguando y trabajando la idea de poder contar con una Casa de Hermandad, acorde y digna a la dimensión institucional e histórica que representan “Los Blancos” en Setenil. En los últimos tiempos, hemos redoblado nuestros esfuerzos para que “la Casa de todos los Blancos” fuese una realidad, debiendo de cumplir con las directrices que el Equipo Técnico nos había propuesto, respetando y teniendo en cuenta los parámetros que desde un primer momento nos habíamos propuesto.

Desde el primer momento, la Junta de Gobierno sabía que el proyecto iba a ser además de largo en el tiempo, costoso en su ejecución. Estábamos convencidos de que su realización no iba a ser posible sin contar con la ayuda y el esfuerzo de cada uno de los hermanos y hermanas que componen esta Santa Hermandad. Existía un convencimiento de que la Hermandad y el pueblo de Setenil iba a responder (como siempre lo ha hecho) a la demanda de ayuda de su Junta de Gobierno, para poder contribuir a este importante proyecto. 

En los últimos dos años y a pesar de los graves inconvenientes provocados por la pandemia, han sido múltiples las actividades, actos y eventos que desde la Hermandad se han organizado para poder recaudar fondos y poder ejecutar con el mayor esplendor y grandeza nuestro proyecto.

Ha sido “un proyecto de todos y para todos”. Y cuando me refiero a todos es sin excepción hermanos “Blancos” y setenileños en general que con su esfuerzo y aportación han hecho posible esta realidad, sintiéndose todos ellos parte importante  y necesaria del proyecto.

Como ejemplo de ese gran número de actividades emprendidas, pusimos en marcha una iniciativa para cubrir los gastos de toda la solería y escaleras del edificio, con una plantilla sobre la que cada hermano elegía los metros, peldaños o lozas que quería regalar para la Hermandad. La iniciativa ha sido todo un éxito.

Desde este artículo quiero agradecer en nombre de toda nuestra Junta de Gobierno y del Equipo Técnico que ha hecho posible la realización de este proyecto, el inmenso esfuerzo realizado por todos los donantes y colaboradores, no sólo del suelo, si no de esa gran cantidad de donaciones anónimas que han servido para sufragar materiales, instalaciones, servicios y equipamiento en general de todo el edificio.

No me gustaría finalizar, sin antes agradecer a ese equipo de hermanas que se ha encargado de ir por las calles, visitando y solicitando la necesaria ayuda y solidaridad de todos para este proyecto, dando una gran oportunidad de ser partícipes del gran proyecto de “Casa de Hermandad”.

Bendición de la Casa Hermandad el 25 de marzo de 2022, un fecha histórica para la Hermandad.

PEDRO ANDRADES

Camino de los cinco siglos de historia, Los Blancos no dejan de renovarse. La Semana Santa de 2022 será muy especial tras la dura pandemia que hemos sufrido. El Jueves Santo volverá a abrirse la puerta de la Iglesia de la Villa y disfrutaremos del esplendor de nuestras procesiones. Pero también habrá otras novedades importantes, porque se estrena la nueva Casa Hermandad de Los Blancos. En el número 1551 (sí, como suena) de la Plaza de la Villa, en la casa que fue antigua fábrica textil y biblioteca, nace algo más que un edificio para guardar y montar los tronos, algo más que un lugar de encuentro (que no es poco) para los hermanos blancos. Nace un espacio para conocer y admirar el patrimonio histórico, artístico y cultural de una Hermandad fundada en 1.551, que, sin duda, enriquece el patrimonio de Setenil y marca un hito en la historia de la Hermandad.

Pincha en el vídeo para ver la descripción de la Casa Hermandad realizada por el arquitecto redactor, José Antonio García Molina. Imagina Setenil ha editado un vídeo de 3 minutos y medio a partir de la grabación de la presentación oficial que hizo Tele Alcalá, a la que damos las gracias por su inagotable colaboración.

En julio de 2020 se presentaba el proyecto a cargo del arquitecto redactor, José Antonio García Molina, quien subrayaba el «valor añadido» de la apuesta por el patrimonio abanderado por la Hermandad de la Vera+Cruz. García Molina, que por desgracia falleció al poco tiempo de este acto, aplaudía la idoneidad de la ubicación en la antigua fortaleza medieval de Setenil, dado el peso histórico de la Hermandad. Los principales rasgos arquitectónicos de este edificio de tres plantas son, según destacó, la «simpleza» de la fachada marcada por una puerta ajustada al tamaño de los tronos y con referencias artísticas de esa época fundacional; la galería superior que permitirá disfrutar de los tronos a su altura; la apertura de balcones a Los Cortinales para integrar el paisaje («Setenil es un pueblo en 3D, vayas por donde vayas siempre hay vistas«); la adecuación de la zona de servicios propios de la Hermandad y las zonas de exposición, y una cierta elevación de la fachada para minimizar el impacto del edificio contiguo, que «es demoledor en esta plaza». En el siguiente , de tres minutos y medio, puedes escuchar los mejores momentos de la presentación, y la sincera satisfacción de García Molina por dejar ese legado a «una Hermandad de tanta solera».

Tras su fallecimiento, la Hermandad formó un equipo con Enrique Troya y los dos hijos de García Molina, José Antonio y Javier, y se hizo el encargo de la portada de piedra y la cornisa a Francisco Valcárcel Pozo, un prestigioso cantero rondeño que también asumió el escudo corporativo. La puerta principal se realizará según el deseo original de García Molina en los talleres de Juan Amador García Casas de La Rambla (Córdoba). En la fachada también se colocará un retablo cerámico, realizado por Jacoba Soriano de Benacazón (Sevilla), que resalta la relación de la Vera+Cruz con el Cuerpo de Intendencia del Ejército de Tierra. En resumidas cuentas, máximo cuidado en los detalles para enriquecer el patrimonio local.

Así se hizo la vidriera

VÍCTOR MANUEL POLO CASTILLO

Las vidrieras son creaciones artísticas compuestas por trozos de vidrios planos de distintos colores, incoloros y texturas. Este producto es una obra artesanal, de diseño exclusivo, firmada por el artesano y manufacturada a través de técnicas tradicionales, utilizando nuevas y mejores materias primas, cuyo obje- tivo es llenar de luz, color e ilusión su entorno. 

El diseño consistió en la ela- boración de un modelo geométrico circular, en cuyo motivo central y principal, se dibuja el contorno de la “Santa Cruz” (con un vidrio veteado de marrones, simulando madera) sobre el Monte Calvario (de colores áridos y verde pálido) destacando sobre un fondo de cielo de diferentes tonos de azules y alguna nube. 

Todo este conjunto lo cir- cunda una estrecha cenefa de color verde claro, color representativo de esta cofradía de la “Vera Cruz”, para continuar y terminar hasta los bor- des con una más ancha, compuesta por 8 lóbulos pareados en amarillo y ámbar con incrustaciones de medios tacos en azul cobalto, todo contor- neado con otra franja de color rojo intenso y terminando hasta los bordes de la obra, con un verde más oscuro. 

En cuanto a los aspectos técnicos constructivos de las vidrieras emplomadas clásicas, como es este caso, decir que ésta consiste principalmente en el corte de los vidrios seleccionados, con una rulína o corta vidrios, siguiendo el patrón de dibujo realizado y posteriormente engarzándolos con ayuda de unas tiras de plomo con sección en doble U, que reciben los bordes de las piezas vítreas, desarrollando su construcción a modo de puzzle. Posteriormente se realizan las soldaduras, enmasillado y limpieza, finalizando con la aplicación de un aceite pro- tector especial a los plomos, para así asignar una mayor calidad y longevidad a la obra. 

Finalmente agradeceros encarecidamente la oportu- nidad de participación en esta publicación vuestra y por supuesto por la confianza depositada en mí taller, para la realización de esta vidriera, que ya forma parte de esta maravillosa “Casa Hermandad de la Santa Vera + Cruz”, cuya próxima inauguración, seguro que sumará aún más si cabe, al embellecimiento del rico Patrimonio Histórico y Cultural de la Semana Grande de Pasión de Nuestro Señor, haciendo sus estaciones de penitencia por el embaucador callejero de esta bellísima localidad serrana de Setenil de las Bodegas. 

El artesano:
Victor Manuel Polo Castillo 

Nacido en la localidad cordobesa de Bujalance en 1970, realiza sus estudios de delineación y decora- ción en la renombrada escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos “Mateo Inurria” de Córdoba, entre l989 y 1992, obteniendo el Título de Graduado Superior en Artes Plásticas. Tras cursar los estudios de Ingeniería Técnica en Topografía en la Universidad de Jaén, vuelve a dedicarse a su pasión artesanal, participando en un curso de vidrie- ría artística en Cádiz. Tras superar el curso se dedica a colaborar en la formación de nuevos alumnos del mismo centro artístico. 

En el año 2005 inicia su producción propia de vidriera artística y objetos decorativos, en la zona de la Bahía gaditana (www. vidrieraspolo.com) , que le lleva a distribuir su arte tanto en iglesias y edificios públicos, como en domicilios en Andalucía y en el resto de España. 

Como ejemplos destacan sus obras en el Santuario de la “Virgen de las Montañas” de Villamartín (Cádiz) o la restauración y creación de las vidrieras de la fachada principal del Teatro Florida de Algeciras (Cádiz). 

La prodigiosa Semana Santa de Mario García Vargas

Puedes ver todas las fotos de Mario García Vargas en su blog «Una ventana a su alrededor»

Mario García Vargas 2017 Jueves Santo Amarrao Fortaleza
Mario García Vargas 2017 Jueves Santo Amarrao Fortaleza
Mario Garcia Vargas 2015 Jueves Salida Virgen de los Dolores Iglesia
Mario Garcia Vargas 2015 Jueves Salida Virgen de los Dolores Iglesia
Mario García Vargas 2017 Silencio en la Cantareria
Mario García Vargas 2017 Silencio en la Cantareria
Mario García Vargas 2017 Jueves Santo Amarrao Cantarería
Mario García Vargas 2017 Jueves Santo Amarrao Cantarería
Mario García Vargas 2018 Jueves Santo Interior de la iglesia de la Villa
Mario García Vargas 2018 Jueves Santo Interior de la iglesia de la Villa
Mario García Vargas 2017 Viernes Santo Entierro Detalle
Mario García Vargas 2017 Viernes Santo Entierro Detalle
Mario García Vargas 2017 Domingo Resucitado Plaza Petalada
Mario García Vargas 2017 Domingo Resucitado Plaza

Jueves Santo: El Amarrao a la columna

El Amarrado a la Columna

Primera procesión de la Semana Santa de Setenil. Sin duda, el Amarrado es una de las tallas más bonitas que procesionan en Setenil, el conjunto está compuesto por Jesús Amarrado a la Columna con el sayón y el romano, lo que hace que sus costaleros porten uno de los tronos de mayor peso en Setenil. Este Cristo amarrado a la Columna conserva su primitivo rostro que data de 1803. Su trono, de estilo barroco y reciente adquisición (2008), avanzará gracias a su justa medida por las estrechas calles de Setenil.

Tras la imagen de Cristo “Amarrao” le acompaña la Virgen de los Dolores bajo palio, que viste traje de color oscuro. Esta talla de la “escuela sevillana” fue adquirida por la hermandad en 1986 por encargo del escultor sevillano Luís Álvarez Duarte. El adorno de este paso, con blancos claveles y blancos lirios, con el escalonado juego de cirios, y el trono en color plata, excelentemente llevando por sus costaleros, hacen del él un paso de extraordinaria belleza, que disfrutaremos viéndolo a su paso por el antiguo Ayuntamiento, de gran estrechez y poca altura, donde tendrá que bajarse hasta el suelo para poder efectuar el giro y el momento de volver a levantarla en el borde de un tramo de arquitectura vertical de las calles setenileñas, dejando en nuestro cuerpo un cosquilleo muy sentimental y en nuestras gargantas un amago de respiración entrecortada.

DÍATEMPLOSALIDALLEGADA
JUEVES SANTONtra. Señora de la Encarnación19.0023.30
RECORRIDOPASOSNOMBRE
Villa, Cádiz, Alta, Cantarería Alta y Baja, Ronda, Constitución, Plaza Andalucía y Villa.2«Cristo Amarrado a la Columna»
Mario G Vargas 2019 Jueves Santo Amarrao en la Iglesia
Mario G Vargas 2019 Jueves Santo Amarrao en la Iglesia
Mario G Vargas 2019 Jueves Santo Amarrao en la esquina del Ayuntamiento
Mario G Vargas 2019 Jueves Santo Amarrao en la esquina del Ayuntamiento
Mercedes Cebada 2018 Jueves Santo Virgen de los Dolores en la albarrá de la Villa
Mercedes Cebada 2018 Jueves Santo Virgen de los Dolores en la albarrá de la Villa
Mario Garcia Vargas 2015 Jueves Amarrao Torreón
Mario Garcia Vargas 2015 Jueves Amarrao Torreón

Viernes: Santo Entierro

Es la procesión más solemne de la Semana Santa de Setenil. Su salida tiene lugar sobre las 20.30 horas desde la Parroquia Ntra. Sra. De la Encarnarción. Impone ver esta extraordinaria imagen yacente del Cristo de la Vera+Cruz, la más antigua de Setenil, en la dorada urna de cristal. Data del siglo XVI, de escuela granadina y de autor desconocido, con un tamaño algo inferior al natural y un rostro muy expresivo. Una prodigiosa articulación ideada por el prestigioso restaurador Miñarro permite la transformación y recogida de los brazos del Cristo del Silencio que protagonizó la madrugada. En la urna, de estilo barroco, están depositados “sus clavos y tres lírios”. El Cristo es de elocuente expresividad y perfección en sus formas, se puede destacar el rostro y el cabello. La talla cuenta con un labrado de tela hebrea. El Cristo en su entierro es acompañado por numerosas mantillas, de riguroso negro.

El Cristo en su entierro es acompañado por numerosas matillas con negro traje, su Santa Madre, la Virgen de los Dolores bajo palio, con vestido negro por luto y fajín rojo donado por el  Excmo. General de división de Intendencia D. Miguel Pérez González. Además, el cortejo procesional va presidido por una representación del cuerpo de Intendencia, Hermano Honorífico de Nuestra Hermandad.

DÍATEMPLOSALIDALLEGADA
VIERNES SANTONtra. Señora de la Encarnación20.3024.00
RECORRIDOPASOSNOMBRE
Villa, Cádiz, Alta, Cantarería Alta y Baja, Ronda, Constitución, Plaza Andalucía y Villa.2«Santo Entierro»
Mario García Vargas 2018 Viernes Santo Entierro en la iglesia
Mario García Vargas 2018 Viernes Santo Entierro en la iglesia

Ángel Medina Laín, el lado más humano de la Semana Santa

Angel Medina 2010-2012 Penitente abre la puerta en Jueves Santo
Angel Medina 2010-2012 Penitente abre la puerta en Jueves Santo
Angel Medina 2010-2012 Viernes Santo Entierro
Angel Medina 2010-2012 Viernes Santo Entierro
Angel Medina 2010-2012 Silencio Penitencias
Angel Medina 2010-2012 Silencio Penitencias
Angel Medina 2010-2012 Penitentes y cera
Angel Medina 2010-2012 Penitentes y cera
Angel Medina 2010-2012 Amarrao en la albarrá de la Villa
Angel Medina 2010-2012 Amarrao en la albarrá de la Villa
Angel Medina 2010-2012 Amarrao Torreón
Angel Medina 2010-2012 Amarrao Torreón

La elegancia del Jueves Santo de Ragara

Ragara 2017 Salida del Amarrao en la albarrá de la Villa. Costaleros
Ragara 2017 Salida del Amarrao en la albarrá de la Villa. Costaleros
Ragara. 2017. Virgen de los Dolores en la iglesia.
Ragara. 2017. Virgen de los Dolores en la iglesia.

Álvarez Duarte en Setenil ante su Virgen de los Dolores

JOSÉ ANTONIO GARCÍA GARCÍA

Luis Álvarez Duarte es el imaginero por excelencia de la Semana Santa, no solo de Andalucía sino de buena parte del mundo. Entregó su primera obra con tan solo 12 años y hoy, con más de 50 años de profesión cuenta en su haber, con tanta cantidad de obras como belleza y sentimiento pone en ellas. Entre sus obras más destacadas se encuentra el Cristo de la Sed, la Virgen del Patrocinio, de la Hermandad del Cachorro, restauraciones tan importantes como la Esperanza de Triana, Jesús del Gran Poder, de Sevilla o la Esperanza del Perchel de Málaga. Ha trabajado para la familia Real, varias calles llevan su nombre en diferentes ciudades, y es académico de la Real academia de bellas artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla.

Álvarez Duarte coloca una lágrima a la Virgen de los Dolores en la Iglesia de la Villa.
Álvarez Duarte coloca una lágrima a la Virgen de los Dolores en la Iglesia de la Villa.

Luis, cuéntenos por qué decidió ser imaginero.

Lo tenía claro desde muy pequeño, siendo muy chiquitillo ya hacía esculturas de barro de la Macarena, de la Trinidad, cruces de Mayo, etc. Con 9 o 10 años mi madre me llevaba a comprar al mercado de la encarnación, y siempre me quedaba fijando en el taller de Francisco de Buiza, que era como un paraíso para mí, tanto le decía a mi madre que quería trabajar allí que habló con él y me aceptó como aprendiz, poniéndome a policromar y fui tan feliz que decidí que esta sería mi profesión.

Como se produjo el encargo de Ntra. Sra. De los Dolores.

El encargo se produjo con mucha ilusión a través de mi gran amigo Pepe sevillano, en paz descanse, él quería mucho a su pueblo y siendo hermano mayor de la hermandad de la Vera Cruz, en el año 1988 me pidió que realizara una imagen dolorosa, pero que fuera muy bonita, y así sin más, me puse a trabajar, entregándola en octubre de 1989.

Por el año 1986, estaba recién llegado de un periodo de estancias en Italia, estudiando las obras de Miguel Ángel y Bernini. ¿Qué influencia tuvo ese periodo en sus posteriores obras, y en especial en nuestra Virgen?

Bernini me impactó no solo en los rostros, sino en toda su obra. Este artista ha tenido mucho que ver conmigo, ya que cuando vi el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini me pareció que estaba viendo las obras de Juan de Astorga, autor  al que tengo mucho respeto. Miguel Ángel es un fuera de serie, pero Bernini es mi predilecto. Todas mis obras, incluida la Virgen de los Dolores de Setenil, tienen mucha influencia de aquel periodo.

Tengo entendido que recuerda a la Virgen de los Dolores con gran cariño, ¿Podría decirnos como fue su labor de creación?

De la Virgen de los Dolores me acuerdo de todo, me acuerdo hasta de la madera que utilicé que fue cedro para la cabeza y caoba para las manos. Fue una imagen de la que recuerdo con mucho cariño por varios motivos, entre ellos por quién me la encargó, que fue mi amigo Pepe Sevillano y otro, porque quedó tan bonita que impactaba.

¿Puede contarnos algún detalle o anécdota que le ocurriera durante la creación de esta dolorosa?

El detalle más bonito que os puedo contar es que la virgen estaba en la madera y todo el mundo se quedaba prendado, las personas que vieron de cerca como fue su creación se quedaban impresionadas de la belleza que desprendía, aún sin terminar. Por eso nunca la podré olvidar, porque es una de las vírgenes más bellas que he hecho.

¿Cuánto tiempo le dedicó a la creación de la talla completa?

El trabajo duro alrededor de ocho meses, aunque dentro de ese periodo tuve varias fases en las que paraba para seguir estudiando y analizando como evolucionaría la talla. Date cuenta que yo tallo directo, sin ningún tipo de boceto ni modelo, ni uso ningún tipo de máquina, por lo que cada imagen es única.

Sus obras están repartidas a lo largo y ancho de todo el mundo ¿Hay alguna a partir de la cual existiera un antes y un después?

Los críticos dicen que a partir del Cristo yacente de Zamora se produjo un cambio en mí estilo de creación, pero desde mi punto de vista tengo que decir que no ha sido así. He crecido como artista, y en cada obra he puesto lo mejor de mí, evolucionando con cada una de ellas, hasta la actualidad donde me encuentro en mi mejor momento, tanto profesional como familiar, con una mujer y una hija a las que adoro y con plena satisfacción de mi trayectoria, de la cual no variaba nada, de hecho tengo cosas de la primera etapa que no cambiaría por las de ahora.

 Sabemos que es bastante cofrade, ¿Qué siente cuando ve procesionar algunas de sus imágenes por las calles?

Cuando era jovencillo solía ir a la campana con mis amigos, pero dejé de ir porque cuando veía esas caras de la gente, esas personas cayéndole las lágrimas al paso de mis imágenes se me ablandaba el corazón. Poder ver eso no hay medalla que lo pague, pero por otro lado son demasiadas emociones agolpadas. Como anécdota una vez, el maestro Antonio Gala me dijo en una procesión que yo era el abuelo de Triana, porque era el padre de la madre del Cachorro, a lo cual contesté que me lo escribiera y guardo esas letras con gran cariño.

¿Cuál ha sido su última obra?

Nunca digo la última, prefiero decir la penúltima. (Entre risas) Ha sido El Cristo atado a la Columna, por encargo de las Madres Carmelitas Descalzas del Convento de la Purísima Concepción de Alcalá de Henares (Madrid). Esta obra ha tenido muchísima expectación y ha creado muy buenas impresiones, tanto en redes sociales como en la prensa. Me siento muy satisfecho con ella.

¿Prefiere una creación desde el inicio o una restauración?

La restauración para mi es muy importante, además soy licenciado en restauración, de hecho tengo muchas restauraciones en mi haber, como por ejemplo, la Virgen del Mayor Dolor, la Esperanza de Triana, o la difícil restauración de Jesús del Gran poder de Sevilla, tras el desafortunado altercado que sufrió en 2010. Es decir, es una parte importante de mi trabajo pero nunca comparable con la creación completa, que es donde despliego toda mi creatividad.

La primera imagen que salió de sus manos y con tan solo 12 años de edad, fue la Virgen de los Dolores de San José Obrero, su barrio. Ahora la Hermandad  le ha hecho un homenaje, dando a una calle su nombre. Pocos son los genios a los que reconocen en vida. ¿Qué se siente?

Aquel acto fue muy emotivo, estuvo  promovido por la Hermandad del Polígono de San Pablo y se unieron todas las hermandades, Ayuntamiento e Instituciones de la ciudad. Recuerdo que me llamaron del Ayuntamiento para preguntarme como quería que se llamara la calle, ¿Escultor o Imaginero? Yo obviamente le dije imaginero. Como digo fue muy emotivo, me acompañaron toda mi familia, la Duquesa de Alba y todas las hermandades de Sevilla. Siempre estaré agradecido al pueblo de Sevilla, por ese bonito detalle.

Es notoria y de reconocido prestigio su labor profesional, tanto que en el año 2006 fue nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. ¿Qué significó para usted este merecido galardón?

Me tenía que pellizcar porque no me lo creía, me acordaba de mis seres queridos, de la trayectoria hasta llegar hasta ese punto y me emocioné mucho. Recuerdo una cosa muy bonita que me dijo la presidenta de la Real Academia, delante de todas las autoridades y distinguidas personalidades entre ellas la Duquesa de Alba. ¿Qué le dijo? Me pidió perdón por no haber realizado esta distinción 20 años antes. Fue un acto muy emocionante y de lo que me siento muy orgulloso y honrado.

Después de más de 50 años de profesión, ¿Le queda algo por hacer? ¿Tiene algún sueño por cumplir, alguna ilusión o proyecto por culminar?

Me queda todo, sigo teniendo la misma ilusión que al principio, te puedo decir que aún no he tocado techo. Voy cumpliendo sueños, de hecho una ilusión muy grande que tenía era realizar un Cristo a la columna y  lo acabo de cumplir, igual que el Cristo yacente de Zamora que también era una ilusión que albergaba y la cuál gracias a Dios he podido culminar. Ahora me gustaría hacer una piedad, cosa que haré tarde o temprano.

Para finalizar me gustaría preguntarle por una obra, ¿Su talla por excelencia, su obra de la cual se sienta más orgulloso o  la que recuerde con mayor satisfacción?

Para mí,  todas mis creaciones son iguales, no tengo una preferida, son como los hijos, a todos se quieren por igual y cuando se te casan, se te van, por hacer una similitud. Pero me gusta interesarme a donde se encuentran, el tiempo que hace allí, y en general me gusta mantener una información constante sobre ellas. De hecho por ejemplo para mí, Setenil de las Bodegas, significa mi Virgen y la tengo en mi corazón.

Don Luis, muchas gracias por habernos abierto este trocito de su templo y de su corazón. Le esperamos en octubre en las jornadas de la Vera Cruz en Setenil. Agradecidos y honrados, Muchas gracias.

El placer ha sido mío, estoy encantado de vuestra visita, y por supuesto será un honor participar en vuestras jornadas.

Entrevista a Luis Alvarez Duarte.
Entrevista a Luis Alvarez Duarte.

Paquili, un artesano de lujo en la Semana Santa de Setenil

PEDRO ANDRADES

Francisco Carrera Iglesias Paquili es un artesano de lujo que domina la tradición del bordado cofrade, que dio el salto a la moda y al cine de la mano de marcas tan conocidas como Vitorio & Luquino, Del Pozo, Loewe, Colour Nude, Gastón y Daniela o Joseph Font. Sus modelos han desfilado en Nueva York, Paris o Japón. Se han visto en películas como ‘Carmen’,de Vicente Aranda. El Palco del Teatro Real de Madrid también es de aquel adolescente del popular Cerro del Águila de Sevilla, nieto de sastra, que comenzó a coser por devoción y acabó luciendo sus diseños en las pasarelas internacionales.

Abrió su taller en 1984, en pleno centro de Sevilla, y poco después emparentó con Setenil gracias a Conchita Sevillano, que guardó en su casa, antes de su traslado al pueblo, la deslumbrante Virgen de los Dolores creada por el maestro imaginero Luis Álvarez Duarte. Ya por entonces ‘Paquili’ vestía a la dolorosa de Los Blancos. Ha restaurado el manto del siglo XVII de la Virgen de los Dolores. Suyo es también el primer manto de La Soledad de Los Negros, que este mismo año le han encargado la saya. Su sello impregna estandartes, palios y bambalinas de las procesiones de Setenil. Pero lo que es más importante e impagable: su estilo y sabiduría cofrade, el cuidado del patrimonio y el esmero en las procesiones que ha transmitido, marca para siempre la historia de la Semana Santa de Setenil y ha enriquecido sobremanera esta celebración única que data de 1551 y que cuenta con la mejor carrera oficial que conozco de Andalucía. ‘Paquili’, un artesano de lujo para Setenil.

Un recorrido por la trayectoria de Francisco Carrera Iglesias en «Andalucia Directo»

Exposición «Paquili, Arte y Moda en la magia del bordado». Ayuntamiento de Sevilla, del 3 al 19 de noviembre de 2016.

Así fue la celebrada restauración del Amarrao en el taller de Miñarro

JOSÉ ANTONIO GARCÍA

Desde hacía algún tiempo, se venía observando que la talla del SEÑOR AMARRADO A LA COLUMNA estaba sufriendo alteraciones que provocaban que el estado de conservación general de la imagen, fuera inestable, sobre todo a nivel de estructura y de policromía, debido sobre todo a los movimientos de los ensambles, que provocaban fisuras en cabeza, espalda, caja torácica, codo izquierdo, pierna derecha y algunas sobre el paño de pureza. Igualmente el daño en la columna era muy importante, con una considerable contaminación provocada por agentes bióticos.

A la vista de ello desde la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad, se procedió a recabar informes y realizar un estudio por parte de personal cualificado, para ver las opciones que habría que tener en cuenta, para a posteriori tomar una decisión que fuese lo mas acertada para la conservación de la imagen.

Se acordó encargar un informe diagnóstico de la talla al Doctor D. Juan Manuel Miñarro López, Especialista en Escultura y Restauración de Imaginería Polícroma, actualmente Profesor Titular de la Universidad de Sevilla y además encargado de la Restauración del Imagen del Santo Cristo de la Vera+Cruz de nuestra Hermandad y de Ntra. Señora la Virgen del Carmen –Patrona de Setenil. El primer paso fue realizar con fecha 22 de Julio de 2015, una exploración tomográfica en la Clínica “Cemedi” de Sevilla, para la cual hubo que trasladar la imagen hasta dicha clínica y efectuarle una prueba de TAC,  que ayudo a poder determinar la situación de conservación interna, sobre todo en lo referido a ensambles, posible existencia de agentes bióticos y demás detalles estructurales de la talla.

El informe diagnóstico y propuesta de intervención fue emitido por el profesor Miñarro, con fecha 8 de Enero de 2016, siendo aprobada la propuesta de intervención y restauración, por Cabildo General de nuestra Hermandad celebrado el día 4 de Marzo de 2016. Con fecha 15 de Marzo de 2016, se solicitó a nuestro Obispado la autorización para llevar a cabo la intervención y restauración propuesta, siendo resuelto favorablemente el expediente incoado, por el Vicario General de la Diócesis de Asidonia-Jerez, con fecha 28 de Abril de 2016.

El día 1 de Julio de 2016, se celebró en la Iglesia Mayor una Misa con un besapie de despedida de la Imagen del Señor Amarrado a la Columna, previa a su traslado hasta Sevilla a los talleres de Juan Manuel Miñarro, donde permaneció durante aproximadamente 6 meses.

Durante este período la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad realizó 6 visitas para ejercer un seguimiento de la evolución de todo el proceso de intervención y restauración de la imagen del Amarrado. El coste de la restauración fue sufragada en su parte principal por la campaña de reparto de sobres por todos los domicilios de los Hermanos/as de la Hermandad y de Setenileños/as en general que han ayudado a realizar esta importante y necesaria restauración de la Imagen del Señor Amarrado a la Columna.  Agradecer a todos/as su colaboración.

Sevilla le dijo adiós al “Amarrao” y Setenil le dio su bienvenida, el lunes 28 de Noviembre de 2016, día en el que se procedió a su traslado, llegando la imagen del Señor Amarrado a la Columna a Setenil a las 22:00 horas aproximadamante. El lugar, la Casa de Hermandades de Calle Coronilla, donde le esperaban un centenar de personas para recibirle. A su llegada se rezó una sencilla oración y se colocó en el trono cedido para la ocasión por la Hermandad de Ntra. Señora del Carmen, realizándose el traslado solemne desde la Casa de Hermandades a la Iglesia Mayor, a las 8 de la tarde del día 2 de diciembre de 2016.

José Antonio García entrevista a Juan Manuel Miñarro.
José Antonio García entrevista a Juan Manuel Miñarro.

ENTREVISTA A JUAN MANUEL MIÑARRO
Juan Manuel Miñarro López (Sevilla, 29 de enero de 1954) es un escultor y restaurador español discípulo de Francisco Buiza, además es un reconocido profesor de la Universidad de Sevilla en la Facultad de de Bellas Artes, teniendo la cátedra en la especialidad de escultura. Es un estudioso de la Sabana Santa, y su trabajo tiene un gran impacto y es reconocido a lo largo y ancho del país, además de otros muchos destinos internacionales. Debido a su dilatada, extensa y rigurosa carrera profesional, podríamos crear una reseña biográfica de varias hojas, por lo que es mejor pasar a la entrevista y sea él quien nos deleite con sus profesionales y rigurosos comentarios de sus siempre metódicos trabajos.

Recientemente ha restaurado a nuestro Señor Amarrado a la Columna, ¿Podría contarnos con qué problemas y dificultades se encontró? ¿Ha sido reconfortante para usted este encargo?

Restaurar siempre es un reto ilusionante que representa también una oportunidad de investigar y de aplicar métodos con los cuales nuestro conocimiento y experiencia aumenta.  Los retos estructurales son los más interesantes desde el punto de vista de la construcción de objetos escultóricos.   Una imagen procesional requiere poseer una estructura estable pues sin ella es imposible que pueda cumplir con su función principal.  Por lo tanto,   como los problemas del Señor Amarrado a la Columna,   eran fundamentalmente estructurales,    desde ese punto de vista el  trabajo encomendado,  en si mismo, ya era  muy ilusionante,  pues había que buscar  a todos los problemas   una solución correcta.   A  la postre ha resultado  muy reconfortante  comprobar que le hemos encontrado  una solución a todo.  El principal problema era  la sujeción de la imagen  a la peana   y la propia construcción que la nueva peana que requería la imagen.  Los pies solo estaban sujetos por tornillos y múltiple clavos,  Ahora tiene unos pilares injertados de madera y un sistema de riostramiento  que los abriga y los conecta al marco de la nueva base.

¿Durante la restauración se ha encontrado con alguna sorpresa o detalle que merezca sobresalir?

Sorpresa no hemos encontrado.  Precisamente los estudios previos se hacen para  que  no nos encontremos con sorpresas.  Si ha sido importante comprobar que la cabeza del Cristo,   es cierto que es más antigua y que la imagen.  Por lo tanto la original.  Y que el cuerpo se tallo en una solo pieza y  que posteriormente fue cortado por la cintura,   porque el mismo escultor necesito insertarle  una cuña para alargar el torso y darle una ligera inclinación hacia delante

¿Ahora mismo está inmerso en la restauración de Ntra. Sra. del Rosario, en qué consiste dicha restauración y cuando tiene prevista su finalización?

La Virgen del Rosario solo requiere una fijación de unos desperfectos estructurales que le afectan al cuello y a la frente y una limpieza de policromía que se ve afectada  por  una capa de barniz que se ha alterado.   También  hay  dos clavos emergentes en la mascarilla que hay que tratar.   Y para terminar   corregir  algunas erosiones en las manos.

Recientemente, y una vez que Nuestra  Señora  del Rosario, se ha encontrado en su taller, nos ha ido informando puntualmente, a medida que iba profundizando en su trabajo de restauración, de que la virgen es una talla de un gran valor y prestigio, por tanto nos gustaría saber mucho más sobre ella, como por ejemplo, ¿El estado en que se encuentra nuestra Virgen, el tipo de madera en que está realizada y cuáles son sus rasgos característicos, según su profesional parecer? ¿Puede contarnos con el grado de profundidad y especificación que pueda, cual es la procedencia y edad aproximada de la misma?

Tal vez con lo que voy a decir a continuación  le conteste a las dos preguntas.   Lo primero que me gustaría precisar,   es que a la imagen solo se le está aplicando un tratamiento de conservación;   consistente en una limpieza superficial, el resanado de erosiones y  de algunas fisuras presentes en la frente cuello y parte posterior de la cabeza.  Si bien es verdad,  que al estar la imagen en el taller,  hemos aprovechado para estudiar su estructura y hacer una cata para valorar la estratigrafía pictórica.   Desde el punto de vista material la talla de la cabeza es de madera conífera y  hemos descubierto que por la compleja estratigrafía, es la única parte verdaderamente antigua de la imagen.   Estamos convencidos que se trata en origen de una talla mas antigua de lo que puede parecer a primera vista.  Posee  características formales  e iconográficas propias de una obra proveniente de finales del siglo XVI.    Y como tal conserva una policromía  de mucha calidad  y  antigua debajo de la encarnadura actual.    Encarnadura actual, de bastante baja calidad que   se le aplicó  tras lo que tuvo que ser una  profunda remodelación de la imagen,   que incluso implicó la colocación de los actuales ojos de cristal.

Desde el punto un vista meramente  técnico, pero también  debido al gran valor histórico que puede tener la pieza,    mi recomendación es que la Hermandad estudie y se plantee promover una verdadera restauración y estudio mucho más profundo de la obra,    que nos permita poder rescatar sus valores originales con su legitima policromía.  Creo sinceramente,   que sería toda una conquista  para enriquecer el  patrimonio  artístico  de Setenil.

Sus obras están repartidas a lo largo y ancho del país, sabemos que el Cristo de la Universidad de Córdoba, ocupa un lugar importante en su carrera, ¿Tiene predilección por alguna en concreto?

No tengo predilección especialmente por ninguna, todas y cada una quedan asociadas a unos momentos determinados  de mi  vida  y  encierran muchas vivencias particulares.  Pero lógicamente con más cariño recuerdo especialmente y hasta quizás le dedico mimos especiales,  a las que fueron las primeras obras: las que de alguna forma un día me  abrieron las puertas en el mundo de la imaginería.

Sabemos que es bastante cofrade, ¿Qué siente cuando ve procesionar algunas de sus imágenes por las calles?

Siempre es gratificante ver una imagen nacida en nuestra casa procesionando por la calle   y consagrada entre la multitud.  Pero me gustaría vivir estos momentos en la más absoluta intimidad y eso me cuesta, porque de pronto siempre hay alguien que me reconoce.  Por lo cual  no es algo que me guste cultivar porque no puedo hacerlo como desearía,   luego prefiero alejarme y verlo en la tele.   

¿Cuál ha sido su primera y última obra?

Mi primera obra es la Virgen de la Caridad de la Hermandad de la Salud de Rota y mí  ultima bendecida el Crucificado de la Misericordia de Cártama Estación en Málaga

¿Prefiere una creación desde el inicio o una restauración?

Un creador prefiere indudablemente crear;    pero en Restauración también se puede crear.   Entendiendo en este caso el acto de creación,   como la capacidad de identificar una dificultad y la voluntad para  encontrar una solución viable y respetuosa  con la obra y su integridad original.

Después de tantos años de profesión, ¿A qué proyecto le gustaría enfrentarse y que hasta ahora no ha tenido la oportunidad?

Me gustaría enfrentarme a la escena o  representación de un Descendimiento  de la Cruz al completo,  con los datos que hemos deducido del Santo Sudario de Oviedo  y la Sindone.  Pues ambos lienzos son el referente el  uno del otro.

Hermanos de Los Blancos en el taller de Juan Manuel Miñarro por la restauración del Amarrao.
Hermanos de Los Blancos en el taller de Juan Manuel Miñarro por la restauración del Amarrao.

El Amarrao regresa a su casa

JOSÉ ANTONIO GARCÍA GARCÍA

Los días 2 y 4 de Diciembre del pasado año 2016, serán recordados por todos como un regreso triunfal de nuestro Señor Amarrado a la Columna, y digo triunfal porque así lo percibimos todos los que allí estuvimos presentes en aquella noche de lluvioso y frio Invierno.

Atrás quedaron,  como se explica en el artículo “Crónica de una restauración” meses de trabajo y esfuerzo por todo el pueblo de Setenil, para poder realizar, de manos del gran escultor D. Juan Manuel Miñarro López,  ésta gran y metódica obra de restauración y poder volver a contemplar  a nuestro Señor Amarrado a la Columna, en todo su esplendor en su Iglesia Mayor.

Para el regreso se había preparado todo un programa repleto de actos, con gran contenido cultural y religioso, pero la lluvia hizo que nos hiciese replantearnos la mayoría de actos que se tenían previstos a la intemperie, debido a que las previsiones meteorológicas no eran nada halagüeñas, como así se cumplieron.

Traslado del Amarrao a su regreso de la restauración en el taller Juan Manuel Miñarro. En la imagen, en las Cuevas del Sol.
Traslado del Amarrao a su regreso de la restauración en el taller Juan Manuel Miñarro. En la imagen, en las Cuevas del Sol.

Sin embargo, aunque se vieron restadas en su cantidad, las actividades que se llevaron a cabo, para nada fueron mermadas en su calidad, teniendo Nuestro Señor, un recibimiento por todo lo alto, en su pueblo y con todos sus vecinos echados a la calle para verlo.

Los actos comenzaron el viernes a medio día con una Misa en la Casa de Hermandades, dedicada a los mayores de la Residencia de la tercera Edad, San Isidro Labrador. Los mayores de la residencia, pudieron así, llenos de ilusión, ser los primeros en poder disfrutar de su Divina presencia, con la celebración de una eucaristía, por parte de nuestro reverendo párroco, D. Ramón Vázquez Clavijo.

A continuación y ya pasada la tarde, a eso de las 20:00 horas, se inició el traslado, que discurrió majestuoso y dentro de una gran devoción y fervor por las calles de Setenil. Intensos e indescriptibles fueron los momentos de la llegada del «Amarrao» a su Casa, emociones y muestras de alegría brillaban a su alrededor. La salida se tomó desde la Casa de Hermandades, con un gran repique de campanas, y con todos los honores, presidiendo el cortejo procesional, junto con nuestro Hermano Mayor, D. Sebastián Luque, varios representantes del Tercio Sur de Infantería de Marina de San Fernando, además del acompañamiento musical, de la Agrupación Musical de Espera, la cual levantó gran expectación, por la calidad de sus armónicos y bellos acordes.

Una vez que el Señor estaba de vuelta en su casa, la Iglesia Mayor de Nuestra Señora de la Encarnación, se preparó con delicadeza una Solemne Misa Pontifical, y para ello se organizó con toda la precisión y profesionalidad posible, la visita de  Monseñor Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo Emérito de Sevilla. Monseñor llegó sobre las 12:00 del medio día del Sábado, acompañado de su fiel e inseparable secretario y amigo, el Hermano Pablo, a los cuales les acompañó, una representación de la Hermandad en una comida fraternal y posterior sobremesa, donde se le pudieron trasladar a su eminencia,  temas tan variados e importantes, como la Historia de Nuestra Hermandad, el valor de nuestros titulares, así como todo lo referente a la cultura e historia de nuestro querido Setenil.

Finalmente se llegó al Domingo con todas nuestras expectativas puestas en el candelero, y no defraudó, fue un gran día, y lo recordaremos con mucha ilusión por todos los hermanaos blancos de Setenil. Empezamos la mañana, con un grupo de Protocolo de la Hermandad, acompañando a Fray Carlos Amigo, a la Ermita de San Sebastián, donde tuvimos la ocasión de mostrarle la reciente restauración de la misma, la también recién restaurada Virgencita de los Milagros, y como no, la  pintura del Cristo de la Vera + Cruz, obra realizada por la artista local Charo Alarcón.

A continuación fue recibido en la Plaza de la Villa, junto a la Iglesia Mayor por parte del Alcalde de Setenil, el Hermano Mayor y toda la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Santa Vera + Cruz. Tanto el Alcalde como el resto de los presentes, mostraron su admiración y respeto hacía Monseñor Amigo, que desde un primer momento, dejó muestras de cariño y dulzura hacía todos los que le acompañábamos.

Posteriormente hacía las 12:00 de la mañana, se inició la Misa Pontifical presidida por Monseñor Amigo, y acompañado por su ayudante,  Fray Pablo, nuestro sacerdote Ramón Vázquez Clavijo, y los populares y queridos sacerdotes, D. Antonio Morales y D. Evaristo Pascual Fernández, la composición musical estuvo magníficamente interpretada por de la Coral «Nueva Melodía» de Campillos, interviniendo igualmente en la solemnidad los jóvenes acólitos de nuestra Hermandad. Fue una Santa Misa de grandes emociones, y donde se pudieron vivir momentos para la eternidad, acompañados de nuestros hermanos y vecinos, presididos por nuestro Alcalde D. Rafael Vargas Villalón, y meticulosamente organizada por los miembros de protocolo de la Hermandad, dirigidos por Francisco Carrera Iglesias.

Al finalizar nuestro Hermano Mayor entregó al Rvdmo. y Excmo. Cardenal la medalla de oro de nuestra Hermandad y éste por su parte nos obsequió con la Medalla de su Pontificado, la cual se encuentra expuesta junto al resto de patrimonio de la Hermandad en la Casa Museo de la misma, para total y amplio disfrute por parte de las personas que nos visitan.
Posteriormente nos trasladamos a nuestro Portal de Belén, donde además de expresar unas palabras y observar su singularidad y belleza, su Excelentísima lo bendijo con agua bendita.

Por último y como colofón, de este intenso fin de semana, cuyos actos han destacado por su buena organización y brillantez, pasando a glosar las páginas de la historia de nuestra Hermandad, tuvimos un almuerzo de confraternidad, donde pudimos ver los grandes rasgos humanos y cristianos que definen a este ilustre hombre de Iglesia y que como el mismo se llegó a definir como:

“Un sencillo fraile vestido con bonitas ropas de Cardenal”

Por último queremos agradecer desde el conjunto de nuestra Hermandad, a todos los que con  su trabajo, esfuerzo y dedicación, hicieron de la organización de estos actos, un momento especial e inolvidable, culminando la Restauración de Nuestro Señor Amarrado a la Columna, de una forma exquisita. También nuestro agradecimiento más sincero  a Monseñor Fray Carlos Amigo Vallejo y su Secretario el Hermano Pablo,  a nuestro amigo y hermano Francisco Carrera Iglesias «Paquili», al Cura Párroco D. Ramón Vázquez, al Tercio Sur de Infantería de Marina, a la Hermandad de San Isidro labrador, a la Hermandad de la Patrona Ntra. Sra. del Carmen, al Ayuntamiento de Setenil y a todas aquellas personas que con su colaboración han hecho posible que la restauración de la Imagen  sea una realidad.

La ermita de San Sebastián

Los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, decidieron recuperar Setenil, plaza fronteriza entre los reinos cristiano y moro, como paso previo de la reconquista del reino nazarí de Granada.
Sabían las dificultades que iban a tener, otros reyes castellanos anteriores habían fracasado en el intento, y por ello dispusieron un ejército numeroso y fuerte, dotado con las más modernas y potentes armas de la época.

Asentaron su real bien cerca de la villa, en un lugar alto desde donde sus gruesas lombardas dominaban las defensas de la fortaleza mora. Detrás, en la retaguardia,  se instalaron las seis tiendas que “se decían el hospital de la Reyna para los dolientes é fétidos”, llamadas así porque eran pagadas por la reina Isabel de su propio bolsillo.

En pocos días el alcaide moro, amedrentado por los daños que ocasionaban los cañonazos, rindió la población.

El Rey Fernando dejó por capitán mayor a Don Francisco Enríquez  con hombres a caballo y a pie suficientes para guardar Setenil cristiano.

Estos primeros cristianos cumpliendo el mandato de los Reyes Católicos, recogido en las reales Ordenanzas –e la Ermita de San Sebastián Mártir que nos hemos de mandar hacer, ocho caballerías de tierra…-  edificaron una capilla o ermita en el lugar que estuvieron las tiendas portátiles del hospital de la reina, una de las cuales, probablemente, estaría habilitada como lugar de culto y de acogimiento al Santísimo. 

Setenil fue reconquistado el martes 21 de septiembre de 1484, y aparroquiado entonces mismo y la ermita de San Sebastián es la primera sede de la parroquia hasta la construcción de la Iglesia Mayor.

San Sebastian, patrón de Setenil. Foto: MARÍA GJ
San Sebastian, patrón de Setenil. Foto: MARÍA GJ

Sebastián -nacido en el siglo III- era un joven soldado romano, estimado por el emperador,  que no obstante  ordena que sufra el martirio dos veces, -primero asaetado y después apaleado- por no aceptar las costumbres paganas de los romanos, negarse a adorar a los ídolos y llevar el consuelo de la palabra de Cristo a los cristianos cautivos que esperaban el martirio. Los cristianos para la poderosa Roma eran ateos, enemigos peligrosos  del estado, a los que había que perseguir y eliminar por su fe.

El santo  Sebastián, defensor de la Iglesia, goza de una gran devoción en el mundo cristiano, siendo innumerables los lugares que lo tienen como patrón -Huelva, Palma de Mallorca, San Sebastián, Setenil…-
En estos días se está restaurando su Capilla, la situada junto la Piedad de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro, porque en ella reposarán los restos del Papa Juan Pablo II  una vez beatificado.

Nuestra vieja Ermita, consagrada a San Sebastián Mártir, es de pequeña proporciones, de estilo gótico tardío, de líneas sencillas y austeras, de una sola planta rectangular a la que se accede por una entrada por la fachada norte. Su presbiterio esta cubierto por una bóveda de nervios simples.  En el altar mayor hay tres nichos para las imágenes.

En la cubierta una espadaña-campanario muy pequeña rematada con una cruz y albergando una campana,  sujeta al yugo, sin badajo. A izquierda del altar mayor hay una  capillita anexa a la ermita, edificada en enero de 1796, para situar en ella la imagen del Crucificado de la Vera Cruz.

Desde esa lejana fecha, septiembre de 1484, hasta hoy, la Ermita en la madrugada del viernes santo es punto de partida de la más  hermosa manifestación pública de fe de Setenil, la procesión del Silencio. En un principio eran clérigos los que llevaban a mano un crucifijo pequeño en procesión, más tarde tomaron el relevo cristianos viejos y bien probados que ya portaban el Crucificado a hombros desde la Ermita hasta la Iglesia Mayor.

En los desgraciados días de la guerra civil del año 1936 sufrió daños en su modesta estructura, no  así las imágenes que se veneraban en su interior, el Crucificadoel Señor Resucitado,  Ntra Sra de la Salud y San Sebastián, tallas que fueron puestas salvo por personas piadosas.

La ermita de San Sebastián Mártir es la primera edificación cristiana de Setenil, donde se acunó el cristianismo  y donde se sintetizan las raíces históricas, religiosas y culturales de nuestro pueblo.

En la actualidad las inclemencias del tiempo, favorecidas por  la naturaleza de los materiales con que fue construida, han hecho mella en los muros y en la cúpula. Se han perdido la sacristía  y la vivienda.  La cubierta y el interior del templo necesitan una profunda rehabilitación.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación

SEBASTIÁN BERMÚDEZ HORMIGO

Pongámonos en situación y esbocemos los primeros momentos de la construcción de la Iglesia Mayor en la villa.

Como es conocido, la iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación, posiblemente, no debió ser comenzada antes del final del siglo XV o principios del XVI, según podemos deducir de la fecha de conquista de Setenil: el 21 de Septiembre de 1484. Por cuanto se refiere al periodo o estilo al que esta seo pertenece, podemos encasillarla en el llamado tardo-gótico o gótico isabelino. En esta época ya se dominan todas las particularidades del estilo gótico y los artistas se recrean en la decoración, introduciendo incipientes elementos del nuevo estilo que viene: el clasicismo renacentista.

Teniendo en cuenta la fecha de conquista y que se tardaría cierto margen de años en encontrar la coyuntura económico-financiera adecuada para emprender el levantamiento de semejante edificio religioso, cabe suponer que la fecha aproximada de inicio de la empresa debió rondar la fecha anteriormente propuesta (últimos años del siglo XV y la primera década del siglo XVI). De esta centuria -el largo siglo XVI- no se tienen noticias sobre quienes fueron los artífices reales de la obra de construcción y de sus diseños.

Comenzada a levantar bajo el patronazgo de los Reyes Católicos y bajo la encomienda y supervisión del arzobispado de Sevilla; podemos decir que en los primeros momentos constructivos de la fábrica de la iglesia, prima el interés por contar con espacio consagrado, elevándose de forma más o menos rápida la nave de obra mudéjar que ha permanecido hasta nuestros días. De esta primera época (comienzos del siglo XVI) no tenemos noticias de maestros o artistas significativos, y no es de extrañar, porque la manufactura no es de la calidad debida a un gran maestro de la época lo que explica que la autoría permanezca en el anonimato, entre otras muchas razones que no viene al cosa comentar.

La obra de nuestra iglesia, parece ser que fue impulsada por Fray Diego de Deza, quién fuese preceptor del infante Don Juan -hijo de los Reyes Católicos-, Inquisidor Mayor del Reino y Arzobispo de Sevilla entre 1504 y 1523. Podemos constatar que su principal comitente fue el arzobispado sevillano, como podemos observar en los 2 escudos eclesiásticos que decoran los tramos oblicuos del presbiterio, con el capelo rojo y las 4 borlas colgantes sobre los escudos.

A pesar de los esfuerzos financieros de la curia eclesiástica sevillana, la obra de esta iglesia sufrió numerosos contratiempos e impidió la intervención de maestros de primer rango que estaban ocupados en otros edificios más importantes para la diócesis. No será hasta comenzado el siglo XVII cuando podamos identificar a un maestro de obras. Tal y como en su día  demostró la profesora Mª. Dolores Aguilar, parece que en 1614, el maestro Pedro Díaz de Palacios interviene en diversas obras de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Encarnación. Hasta hace poco se ha venido creyendo que este arquitecto, tuvo cierta formación clasicista, fue maestro mayor de las obras de la Catedral de Sevilla y en 1590 es nombrado responsable de las obras de la Catedral de Málaga y los edificios pertenecientes  a esta diócesis. Pero esto no es del todo cierto.

¿Quién fue Pedro Díaz de Palacios? Al respecto, cabe indicar que recientes trabajos de investigación sobre este arquitecto han cambiado sustancialmente lo que hasta hace poco se había escrito. Durante la década de los ochenta y noventa del siglo pasado, se creía que Pedro Díaz de Palacios, era un único individuo que trabajó en las obras de la catedral de Sevilla en torno a 1570 y que, posteriormente, en 1599 será nombrado aparejador de las obras de cantería de los edificios dependientes del cabildo catedralicio de Málaga.

Las investigaciones realizadas por Eduardo Carrero y Vera González, han demostrado que los “Díaz de Palacios” constituyeron una saga de artistas de renombre durante los siglos XVI y XVII. Éstos eran una de las cuadrillas de canteros de mayor renombre en  la zona oriental de Cantabria, de donde son oriundos. De Cantabria, la familia partió a diversos lugares como Sevilla, Málaga, Burgos o Valladolid, donde se ha podido constatar su presencia. Durante los noventa años que van desde 1569 a 1659, están documentados, al menos, tres maestros diferentes con el mismo nombre.

El primer Pedro Díaz de Palacios ya en 1569 A la muerte de Hernán Ruiz II, es elegido como maestro mayor de la catedral de Sevilla, interviniendo en la obra decorativa de su Capilla Real, aunque -al parecer- de modo no conforme a los deseos del Cabildo, que en 1574 lo sustituye por Juan de Maeda, por entonces maestro mayor de la catedral de Granada. Su ámbito de trabajo se centró en Andalucía, dedicándose fundamentalmente a la traza de retablos.

No obstante continúa al frente de las obras del arzobispado, interviniendo en algunas de las iglesias que entonces se levantaban o reformaba, tales como el campanario de la iglesia de Constantina, o las Capillas sacramentales de la Iglesia de Santa María de Carmona o de la iglesia parroquial de El Pedroso. También trabajó como retablista, donde alcanzó notables éxitos, trazando el Retablo de la Iglesia de Aznalcóllar (1584), el grandioso retablo de la Iglesia de Santiago de Écija, de 1587, y el de la Iglesia de Sanlúcar la Mayor. Fallece entre 1598 y 1601 en San Miguel de Aras (Cantabria)  a donde regresó para realizar las obras de una sacristía.

El Segundo Pedro Díaz de Palacios, trabajó en la diócesis malagueña como maestro mayor del cabildo catedralicio, realizando las obras del coro de la Catedral de Málaga, obras de reparación y nueva construcción de parroquias locales dependientes de Málaga. Sus actuaciones fueron diversas, desde obras de reparación en templos ya construidos hasta el levantamiento de elementos arquitectónicos y/o espacios de nueva planta. Su formación como tracista y carpintero le llevo a dirigir numerosas obras de este campo en pequeñas iglesias como las de Grazalema, Villaluenga, Benaocaz y Setenil en 1614.

Se sabe que Pedro Díaz fue un hombre muy polifacético que, además de arquitecto y tracista de retablos, trabajó como ingeniero de algunas obras en el puerto de Málaga . También mantuvo relación artística con Alonso de Vandelvira, hijo del gran arquitecto Andrés, a quien en 1605 el maestro Díaz de Palacios le encarga construir la capilla Mayor del convento de San Francisco en el Puerto de Santa María.

El tercero en discordia, es un Pedro Díaz de Palacios que desarrolla su carrera en tierras castellanas (Peñafiel, Aranda de Duero, Sepúlveda,…) y parece ser hijo del que trabajó en Málaga.

Es bastante probable que el maestro mayor de las obras de la diócesis malagueña sea hijo del que trabajó en Sevilla, y es el que intervendrá en la iglesia setenileña. Seguramente la intervención real de Pedro Díaz en Setenil se circunscribió a reparar las cubiertas de madera del tramo de nave de obra mudéjar, los artesonados de las sacristías y a dar las trazas de los retablos que adornaban el crucero.

Junto a él trabajaron tres tallistas y carpinteros que fueron Bartolomé AlcántaraDiego Jiménez Sarriá y Diego Jiménez Castro (posiblemente hijo del anterior, quienes ejecutaron las obras en madera de las parroquias antes mencionadas, incluida la de Setenil de las Bodegas, en 1614. Con seguridad, esta tríada de artistas fueron los tallistas y artífices de algunos de los espléndidos artesonados de estos edificios y de los retablos que los adornan. El maestro Pedro Díaz será quien dé los diseños,  las trazas, y estos tres artistas serán los responsables de ejecutarlas conforme al programa iconográfico que se haya determinado.

De todos es sabido que los retablos que en esta época se realizaron para adornar las Iglesia Mayor han desaparecido, lo que nos impide poder comentarlos como es debido. Solo tenemos alguna referencia fotográfica de comienzos del siglo 20. Gracias a un documento gráfico sabemos que el testero central del altar mayor estaba cubierto por un hermoso retablo de tres cuerpos y tres calles que albergaba tanto esculturas como pinturas y un Cristo crucificado en la espina central del retablo. En el testero sur, junto al muro de la sacristía se levantaba otro pequeño retablo, de ornato y estética muy similar al enmarcamiento en madera que tiene el altar de Ntra. Sra. del Carmen en su ermita. Las huellas de estos elementos muebles podemos encontrarlas, hoy día, en los muros de Iglesia.

Este templo tiene todavía muchas cosas que contarnos y seguramente se vayan sucediendo nuevos estudios e investigaciones que nos permitan conocer mejor nuestra historia. Yo sólo he pretendido aportar un pequeño grano de arena en el vasto arenal del estudio de la historia, que es -y deseo que sea- discutible y rebatible con nuevas pruebas y evidencias científicas.

El documento histórico definitivo de la adquisición de Nuestra Señora de los Dolores

JOSÉ ANTONIO GARCÍA GARCÍA

En el siguiente documento de fecha de 1986 el secretario de la época de nuestra Hermandad, D. Francisco Jiménez Marín, redacta con expresa pulcritud los pormenores de la adquisición de la obra de arte de Nuestrar Señora la Virgen de los Dolores. 

En el documento se detalla con máxima rigurosidad los detalles de cómo se gestó el encargo, a través de quién, el autor de máxima profesionalidad y popularidad al que se le encargó la obra, las personas de la hermandad que estuvieron involucradas, el precio de adquisición, y otras anécdotas de mucho valor, por lo singular de la talla de que se trata.

En definitiva, el documento que no te puedes perder, si eres amante de la historia, Blanco de corazón, y enamorado del arte en su máxima expresión.

Procesión «Ad pentendam pluviam»

SEBASTIÁN BERMÚDEZ HORMIGO
Artículo publicado en la revista de …

 8 de Diciembre de 1.856

Continuando con la difusión del patrimonio histórico escrito, a través de actas y Libros de Cabildo que posee esta Hermandad de la Santa Vera Cruz, este año traemos un testimonio muy singular sobre unas procesiones que tuvieron lugar los días 8 y 21 de Diciembre de 1856. Dada la claridad del texto, lo único que vamos a hacer es una transcripción literal del relato, actualizando el léxico y la grafía de manera que resulte más inteligible a los lectores y lectoras. El presente documento es lo suficientemente elocuente como para no necesitar ningún tipo de comentario ni apostilla. Así pues, comencemos:

“” ……El día 8 de Diciembre de 1856, referido en su noche, día referido de María Santísima de la Concepción, y Feria1 2ª de la Dominica 2ª de Adviento; después de las 8 de su noche, se sacó en procesión Ad Petendam Pluviam Penitentis2 a Nuestro Padre Jesús Nazareno (que es de la Hermandad de la Sangre de Cristo y de la Santa Vera Cruz), por la calle arriba de la Plaza, la del Galapagar y la Membrilla arriba a buscar Las Arenas, cantándose el Salmo 50.  Y luego en dicho sitio de las Arenas, se dio principio a la letanía de los Salmos Penitenciales, hincados de rodillas todos los concurrentes hasta cantado el Santa María Divina. 

Siguió por la vereda de San Sebastián hacia abajo, por el Vía Crucis, por la calle Alta y por la del Galapagar hasta la Iglesia Parroquial, donde se cantaron las Preces3, habiéndose revestido de Preste4 para solo este acto, el Beneficiado D. Francisco Moreno ante el Santísimo en su Altar Mayor, con lo que se dio por fenecida dicha Procesión de rogativa por el Agua, habiéndose tocado las campanas según está mandado. 

En el día siguiente se dijo Misa Solemne para dicha rogativa, por el dicho D. Francisco Moreno y concluida se cantaron las Preces del Ritual Romano, dándose principio con la Antiphona Dominator Domine caelorum et terrae…5Más en la noche del día 9, que fue la primera Misa, como se lleva dicho, Dios se sirvió oír las peticiones y oraciones de todos los hombres, y a la media noche estando ya en el día 10, principió a llover abundantemente, que motivó a levantarse todos y darle gracias a su Divina Majestad, -de que había levantado su mano airada contra nosotros como en tiempo de Elías Profeta-, y unos alababan a Dios en público,  otros en sus casas, y otros cantaban el Santo Dios y las Coplas de la Aurora; de lo cual resultó que el Cabildo Eclesiástico dispuso que el novenario de misas se continuara por la madrugada, a fin de que todo el que quisiera pudiera oír misa antes de irse al campo. Por lo que se echaron las campanas y se cantó Misa Solemne por el presbítero D. José Zamudio Sánchez, con arreglo al rito de la Iglesia del día 10; y después se cantó el Tedeum con sus versículos y oraciones al Santísimo que se manifestó en su Sagrario Mayor, después de concluida la misa. Y a la misma hora se dijeron las otras 7 misas, siendo todas muy concurridas.

En el día 18 de dicho mes de diciembre, siendo la feria 5ª después de la Dominica 3ª de Adviento, hubo otra Misa Solemne con arreglo al día en que hubo el Jubileo de las 40 horas, todo en Acción de Gracias al Santísimo Sacramento del Altar, de que nos había remediado con la lluvia tan abundante que había enviado y que con tanta ansiedad todos la pedían. Y en el día 21, de dicho mes y año, siendo Domingo 3º y 4º de Adviento, después de concluida la Función del Santísimo, se hizo la Procesión con Nuestro Padre Jesús a la Ermita de San Benito, viniendo la parroquia con ornamentos Alba6 y cantando el Tedeum, donde se concluyó con la oración dicha por el Preste: Deus qui corda. 7..  Habiendo traído dicha imagen de Nuestro Padre Jesús, el Palio Negro que esta Hermandad tiene y el Guión8 por razón de pertenecerle desde su origen mediano a que la referida Imagen es de esta referida Hermandad de la Sangre de Cristo y de la Santa Vera Cruz, pues se la tiene prestada a la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús para que la saque en la Procesión de la Calle de la Amargura que es en el Viernes Santo, cerca del mediodía y para los Pasos de la Pasión (que en este año de 1856, tampoco los hizo, ni predicó Sermón de Pasión como obligación suya es), pues solo se predicó el Sermón de Soledad. 

El gasto que se hizo de las 10 Misas ya referidas a 24 S.9 (céntimos) cada una, y 24 libras y media de cera menuda a 11 S. (céntimos), fue costeada por varios vecinos de esta villa, y los cirios de dichas Procesiones, y encenderle 6 a Nuestro Padre Jesús, los costeó las dos Hermandades referidas. Y para que así conste, se extiende la presente, en esta Iglesia Parroquial, el día 20 de Enero de 1857, siendo día del Sr. San Sebastián Mártir, y la Feria 2ª después de la Dominica 2ª Post Epifanía.

NOTAS 

1.- Feria o feriado era el término que se utilizaba para referirse a un día festivo. Este vocablo sigue utilizándose a día de hoy en los países de habla portuguesa (son feriados los viernes, sábados y festivos)

2.- “De penitencia en demanda de lluvia”

3.- Oraciones destinadas por la iglesia católica a pedir ayuda a Dios en casos de necesidad pública o personal.

4.- Sacerdote que oficia una ceremonia litúrgica

5.- Se refiere a un cántico muy conocido que se oficiaba en distintos Oficios religiosos y/o Misas. Concretamente éste puede encontrarse en el Cantus Index, que es un catálogo de cánticos y melodías para Oficios y Misas.

6.- Se refiere a que en la procesión los adornos y/o vestimentas eran de color blanco como las “albas” de los presbíteros

7.- Se trata de una oración -Invocación al Espíritu Santo- que repetían los fieles durante los oficios religiosos.

8.- Estandarte o Cruz de Guía

9.- Aparece en el texto una “S” abreviatura. Entendemos que, considerando el nivel de vida de la época, se refiere a “séntimos”, dado que el salario medio no superaba unos pocos reales a la semana.